Última hora
Estás aquí: Inicio » OAXACA »  “Todos somos pueblo”, una antítesis del empresariado

 “Todos somos pueblo”, una antítesis del empresariado

AHH 1

* Es momento de salir a trabajar con más bríos y darle consuelo a un pueblo que resiste circunstancias hostiles: Alfredo Harp Helú

Inversionista desde 1968, metido a filántropo en 1990 y operador en el Siglo XXI de un fondo patrimonial que desde el año 2000 comparten tres de sus fundaciones, Alfredo Harpa Helú hace pública sus reflexiones sobre México con un velado énfasis de la situación en Oaxaca por el tema educativo, en una carta intitulada “Todos somos pueblo”, como la canción del compositor peruano Gian Marco.

En ella un primer llamado: “No más violencia. Instamos al gobierno, al magisterio y a todos los organismos e instituciones involucrados a que lleguen a acuerdos lo antes posible para no seguir afectando al tejido social. Comprometamos ahora que tanto se necesita”.

De su parte, el propietario de Grupo Martí reitera “dar continuidad e impulsar proyectos educativos, culturales, deportivos, sociales, de salud, preservación de la naturaleza y cuidado del patrimonio. Continuaré abriendo fuentes de empleo para reactivar la economía”, afirma.

Asimismo, en su misiva fechada en la Ciudad de México el viernes 5 de agosto del año en curso, propone “levantar las cortinas, ofrecer servicios, abrir fuentes de empleo, procurar que la derrama económica llegue a los rincones más olvidados, cuya realidad duele y duele mucho”, asienta Alfredo Harp, a quien su fundación lo promueve como un enamorado de Oaxaca.

Hagamos lo posible, dice el dueño de la empresa de equipos y artículos deportivos Pro Italy Mark S.A. de C.V., para que, a pesar de los pesares, el pueblo no sea el afectado.

Y asevera: “La mejor manera para resolver los problemas que enfrentamos es la productividad, el empleo y por supuesto, mejorar la educación. Es momento de salir a trabajar con más bríos y darle consuelo a un pueblo que resiste circunstancias hostiles”.

Afirma que México necesita ciudadanos comprometidos, de ahí que el exsocio de (su primo) Carlos Slim en Inbursa, haga un segundo llamado, este, a la sociedad, “para que actúe positivamente ante la adversidad”. No nos dejemos abatir. Todos somos pueblo, le recuerda.

Proyecto educativo que propicie la cohesión social

En el tema educativo, el dueño del equipo de béisbol Los Diablos Rojos del México, urge se resuelva el problema, “y para ello es preciso el diálogo, un diálogo que propicie el entendimiento y el mejoramiento de las condiciones en que se presenta la educación, donde los maestros, los investigadores, académicos y científicos destacados sean convocados para tratar de resolver el problema de fondo”, considera.

Harp Helú precisa, que “el proyecto educativo que necesita el país es uno que propicie la cohesión social, el orgullo por la diversidad, el respeto por las diferencias, empezando por las lingüísticas y culturales; que fomente el aprecio por la colectividad y que reconozca al magisterio como una profesión digna que forma las mentes del futuro”.

También reconoce: “Hay ejemplos en el país de maestros que han logrado por sí solos que sus alumnos destaquen en el ámbito internacional, de ello debemos sentirnos orgullos y tomarlos como modelo a seguir”, invita quien cursara contabilidad con el profesor Alfredo Casanueva en la entonces Escuela de Comercio y Administración de la Universidad Nacional Autónoma de México.

La tardanza en resolver el conflicto provoca que la crisis económica se agrave más y que la moral de los mexicanos cada día esté más desesperanzada. El pueblo es el más perjudicado, el más afectado, el más dolito. Tenemos que reflexionar, hacer un alto en el camino, pensar en este pueblo que somos todos, creer en México, en su gente. A cada quien le toca hacer su parte y luchar desde su terreno para que no se agrave el conflicto, exhorta el poseedor desde 1996 de la franquicia deportiva Guerreros de Oaxaca.

Acerca de Gabriel Cruz

Comments

Deja un Comentario

Scroll To Top